Álvaro Bautista ha podido completar cerca de cuarenta vueltas en esta última jornada en Tailandia, después de sumar más de 150 en los dos primeros días

El piloto del Ángel Nieto Team ha concluido el segundo test de pretemporada con una jornada en la que ha podido completar cerca de 40 vueltas. Álvaro Bautista, que sumaba hasta la fecha 173 entre el viernes y el sábado, ha cerrado el test con un crono de 1:31.486 después de que un fallo eléctrico en su moto terminara con sus pruebas de forma prematura. El español no ha podido rebajar el 1:30.883 que marcó ayer y que le deja el decimoséptimo en la clasificación combinada de estas tres jornadas. Bautista se marcha de Tailandia contento, pese a no haber podido mostrar todo su potencial ya que, aunque reconoce que no ha llegado al límite, se siente mucho más cómodo con la Ducati GP17 de lo que se sentía la pasada temporada con la GP16. 
 
20º Álvaro Bautista 1:31.486 (37 vueltas): “Hemos mejorado bastante la parte trasera de la moto, sin empeorar la delantera. En Sepang dimos un paso, aquí otro, y todavía no hemos llegado al límite. Esta es una moto que, a diferencia de la GP16, me da más confianza, voy más a gusto con ella. Parece una moto más asentada, más segura. Además, si otro piloto con nuestra moto puede estar en tiempos competitivos, por qué no vamos a poder nosotros. Vamos en una buena línea, a ver si en Qatar podemos dar otro pasito como hemos hecho hasta ahora. Han sido unos días positivos, lo cierto es que estoy contento. Ayer por la tarde conseguimos una puesta a punto que me mejoró mucho las sensaciones con la moto, me encontraba muy a gusto. Pude hacer buenos ritmos con el neumático trasero medio, que normalmente es algo que me cuesta bastante. Ganamos bastante adherencia. Sin embargo, luego con el extra blando tenía aún más y me saltaba mucho en las curvas y no pude aprovechar su potencial, pero podría haber mejorad bastante mi vuelta. Esta mañana, cuando las condiciones eran un poco mejor que ayer, teóricamente, he perdido toda la adherencia y no he podido conducir como ayer. Poco a poco, cuando ha ido subiendo la temperatura, he empezado a ir mejor. Es extraño porque antes me pasaba lo contrario. De todos modos, hemos cogido datos de las dos condiciones y tenemos mucho que aprender. Por la mañana no hemos podido hacer más vueltas porque nos hemos quedado sin gasolina, no esperábamos rodar tanto como rodamos ayer y el viernes. Ya por la tarde, nada más salir me he sentido genial con la moto, la rueda tenía buen agarre y he hecho mi mejor vuelta de todo el día, sin forzar. Queríamos intentar un simulacro de carrera, pero la lástima es que en el segundo giro hemos tenido un problema en la moto y no he podido volver a salir. Me quedo con la miel en los labios porque no hemos podido mostrar todo el potencial. Tenemos trabajo que hacer y datos para analizar. Estoy contento aunque no hayamos podido hacer todo lo que teníamos que hacer”.